Remedios caseros para las estrías

Las estrías como se les llama en dermatología, son en forma de cicatrices en la piel del abdomen, senos, muslos, glúteos,  con una tonalidad de color blanco plateado o también de color rojo. Son causados por el desgarro de la dermis, y con el tiempo puede disminuir pero no desaparecer por completo.
Las estrías son el resultado del estiramiento de la piel que se da por el aumento de peso o por el  embarazo  aunque la piel es bastante elástica, por la cual el estiramiento de la piel puede dejar marcas permanentes.

Y para tratar las estrías aquí les dejo 2 tratamientos caseros.

Tratamiento -1- para las estrías.

Ingredientes:

50gr Arcilla
1 hoja de sábila chica.
½  Limón
1 cucharada de aceite de oliva.

Preparación:

  • Lavar la hoja de sábila y pártela por la mitad y con la ayuda de una cuchara hacer un raspado para sacar todo el gel.
  • Junte y revuelva bien hasta formar una  crema compuesta de arcilla, sábila, aceite de oliva y limón.
  • Una vez lista la crema, te aplicas directamente sobre la zona afectada, dejándola actuar por 20 minutos.
  • Retire la mezcla con un paño húmedo y agua tibia, luego pase un paño de agua fría para cerrar los poros simplemente te das un baño.
  • Repetir el tratamiento de 2 a 3 veces por semana.

Tratamiento -2- para las estrías.

Ingredientes:

2 Cucharadas de aceite de oliva extra virgen.
¼  Taza de gel de aloe vera
50gr de Germen de trigo
½ Palta la pulpa.

Preparación:

  • En un recipiente mezclar todos los ingredientes con la ayuda de una batidora hasta que quede una pasta homogénea.
  • Aplique el preparado sobre la zona afectada durante 15 minutos.
  • Retire con la ayuda de paños húmedos con agua tibia.
  • Luego date una ducha para cerrar los poros.
  • Repetir este tratamiento 2 a 3 veces por semana.

  • Si realizas el tratamiento sistemáticamente de 2 a 3 veces por semana puede ser de gran ayuda para eliminar las estrías.
  • También es conveniente consumir alimentos con gran cantidad de proteínas y alimentos ricos en vitamina C y vitamina E, que son de buena ayuda para regenerar el tejido.
CompárteloShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn