Exfoliantes piel

Los exfoliantes son excelentes tratamientos para la piel, algunos de ellos incluyen azúcar morena y sal marina. Estos exfoliantes revitalizan las células muertas de la piel, que obstruyen los poros. La sal es un antiséptico, impide el crecimiento de bacterias, la leche o el yogur son perfectos nutrientes para aplicarse después de la exfoliación. Los dos contienen ácido láctico ayuda y devuelven la lozanía a la piel.
La miel por otro lado es tonificante para la piel, mientras que el limón es un excelente revitalizante y ayuda a desmanchar los puntos negros de la piel.

Consejos:

  • Lavar la piel completamente antes de realizar cualquier mascarilla o algún exfoliante.
  • Cuando realice el exfoliante es importante hacer movimientos circulares, para ayudar a remover las células muertas de la piel.

Ingredientes:

2 Tomates maduros.
1 Limón.
2 Cucharadas azúcar morena (o sal gruesa).

  • Lave los tomates y córtalos en rodajas.
  • En un recipiente exprimir el limón y juntar con el azúcar o la sal, formar una especie de crema.
  • Luego sumerja el tomate en rodajas, para después ponértelo en el rostro y cuello de 5 a 10 minutos no más, si siente ardor es producto del limón.
  • Retire las rodajas de tomate y enjuagar con abundante agua fresca.

Este exfoliante se debe realizar una vez por semana, para que la piel no se reseque demasiado.
Exte tipo de exfoliante es ideal para las personas que tienes la piel grasa.