¿Cómo cuidar la piel?

El cuidado de la piel es uno de los temas que al momento de abordarlo se nos hace complicado dado a la infinidad de productos que existen sumado a esto la publicidad en la que cada uno de los productos es mejor que otro. Lo que si debemos saber es identificar algunos aspectos importantes al momento de elegir un producto. Este deberá estar acorde a nuestro tipo de Piel. En emujer encontramos información importante que nos puede ayudar a tomar una decisión.

Varios estudios han demostrado que más del 90% de una piel linda se debe, simplemente, a una rutina de humectación constante.
Humectar la piel es mantener su contenido de agua; la humectación ayuda a proteger al cuerpo de la penetración de agentes contaminantes externos y contribuye a que no pierda agua en exceso.

A continuación, una guía de respuestas a las preguntas más frecuentes en lo que a cuidados de la piel respecta:

¿Cuán importante es la humectación en el cuidado de la piel?

La humectación es fundamental para mantener las características propias de la piel en lo que respecta a su belleza, suavidad, elasticidad y firmeza.
Cuando la piel no se encuentra correctamente humectada, se genera una sensación de tirantez, picazón y quemazón, que va acompañada de una notable disminución de la flexibilidad, suavidad y brillo.

¿Cuáles son las principales causas de la falta de humectación y cómo se contrarrestan?

Distintos factores como los genéticos, alimenticios, climáticos, etáreos y emocionales pueden causar la falta de humectación.
Para contrarrestar la sequedad de la piel, es clave adoptar una rutina diaria de humectación integral que comienza durante el baño, con un jabón cremoso, y una posterior humectación por medio de lociones corporales.
Es importante no descuidar ninguna parte del cuerpo, como la piel de las axilas, que en las mujeres suele ser una zona muy sensible por los posibles daños que la depilación puede causar. Para este caso, existen actualmente desodorantes que vienen con humectantes incluidos que ayudan a reparar este tipo de daño.

¿Qué clase de jabones son los más apropiados para la piel?

La elección del jabón depende de cada tipo de piel, pero siempre es recomendable el uso de jabones cremosos, de PH neutro y sin sebo.
Los jabones comunes tiene un PH con tendencia alcalina, lo cual disminuye el poder antibacteriano natural de la piel y contribuye al desarrollo de dermatitis (inflamación crónica de la piel).

¿Cuáles son las principales recomendaciones para potenciar la humectación y mejorar así el aspecto de la piel?

Se recomiendan los baños cortos y con agua no demasiado caliente; los baños muy prolongados y calurosos “barren” los lípidos que naturalmente protegen la piel, favoreciendo su sequedad.
También es recomendable que, en lugar de un secado vigoroso, el mismo se realice por medio de pequeños “golpecitos” y que, inmediatamente después, con la piel todavía húmeda, se aplique una loción corporal adecuada al tipo de piel de cada persona.

Cuidados alternativos

Como bien sabemos todas, además de los pasos fundamentales enumerados previamente, hay otros factores que ayudan a incrementar la belleza de nuestra piel, como por ejemplo el hecho de disminuir la ingesta de ciertas sustancias tóxicas, como el cigarrillo y el café, llevar una dieta saludable y equilibrada, y complementar ingiriendo no menos de dos litros de agua por día.
Además es importante recordar que exfoliar la piel una vez por semana, ayuda a eliminar las células muertas que contiene, y que hay que tener mucho cuidado con el sol. ¡Prohibida totalmente la exposición solar sin protección!.

Fuente